27 jul. 2012

El mar, expuesto en Rianxo

Acabó siendo parte de un ambicioso proyecto para dar a conocer la tradición del municipio, dentro del cual está también el Aula Activa do Mar. El Museo do Mar de Rianxo abrió sus puertas hace ahora cinco años y de ello daba cuenta La Voz en su portada del 26 de julio del 2007, informando, asimismo, de que era el primero de este tipo en toda la comarca. Actualmente también hay uno en Noia. «El mar que muchos rianxeiros llevan en los ojos es el que se refleja a la perfección en las tres salas de la rehabilitada Casa do Coxo», se explicaba. Maquetas de embarcaciones, dornas, gamelas, la recreación de una carpintería de ribera, paneles informativos sobre la importancia del mar como vía de comunicación.... todo tenía cabida. El inmueble forma parte de la oferta turística del municipio, está consolidado como tal y, por ello, fue ganando visitantes a lo largo de los años, según fue informando este periódico. De hecho, durante los primeros dieciocho meses de funcionamiento, por ejemplo, posaron sus pies en las instalaciones alrededor de unas 8.800 personas.

Un «Vaporín» y dos goletas para la bahía - La Nueva España - Diario Independiente de Asturias









DORNAS Y BOTES CON VELA CANGREJO, AYER, SALIENDO POR LA BOCANA DEL PUERTO DEPORTIVO. / MARCOS LEÓN Gijón, Susana F. SERRÁN

En medio de la tempestad propiciada por los recortes al carbón una exhibición de embarcaciones tradicionales en la bahía de Poniente hizo recordar ayer los mejores tiempos para el mineral. El principal culpable fue el «Vaporín» de San Esteban, un antiguo remolcador que, tras caer unos años en el olvido, fue recuperado para hacer gala de que, a pesar de sus 110 años, goza de un buen estado de salud.

«Quisimos rescatar de la chatarra lo que quedaba del barco, porque es una pena que algo tan antiguo desaparezca», afirma José Cardín, más conocido como «Pepe», gerente de Sidra «El Gaitero» y armador de un navío ya más que centenario. Construido en 1902 en los astilleros «Philip and Son Shipbuilders», en Darmonth (Inglaterra), fue adquirido para bajar el carbón de Turón a San Esteban de Pravia. «Cuando vimos que lo iban a destruir, nosotros, que somos muy aficionados de la mar, decidimos fundar una asociación para restaurarlo», comenta Cardín.

Con un máximo de doce nudos de velocidad, dieciocho metros de eslora, y tres tripulantes -entre los que se encontraban Dámaso García, patrón del barco, y su perro-, el «vaporín» se echó a la mar ayer en el Puerto Deportivo de Gijón.

Amarrada en el mismo pantalán estaba la goleta «La Evangelina Uno». Fabricado en 1912 en Freixo (Galicia), la misión del barco era transportar por las rías gallegas todo tipo de mercancías. «En este barco se hace todo mecánicamente, hasta la bajada de las velas», comenta su capitán, Enrique Rial, de 55 años. Pese a que en los años cincuenta se le puso motor, los tripulantes tienen que reunir todas sus fuerzas para arrancarlo. «Es un barco difícil de manejar porque tiene la quilla muy comida y es todo muy delicado», sentencia Ignacio Orejas, tripulante de la navegación de 46 años.

La hermana gemela del navío gallego, la goleta «Manuyael», llegó con retraso a tierras gijonesas porque tuvo que parar en Ribadeo por falta de viento. Imponente, y con aplomo pese a la demora, también se echó a la mar con sus otros compañeros. Dornas pesqueras de las rías gallegas de vela triangular, botes de vela cangreja de pesca de cercanía y una trainera de la asociación guipuzcoana «Albaola» participaron asimismo en el segundo día de las jornadas náuticas «Noegapolis», que se alargarán hasta el domingo y con las que se ha querido hacer honores a la mar que siempre dio vida y trabajo.

Ya en tierra, el colofón lo pusieron los talleres de astronomía y nudos. «Queremos que los niños aprendan las nociones básicas de las cartas de navegación y a amarrar los cabos principales», explica el instructor de las clases, Carlos Martínez, de 22 años. Una tormenta pilló «in fraganti» a los marineros echados a la mar en sus barcos centenarios, pero finalmente el sol se impuso para cerrar una jornada de historia impregnada con sal.

«Lo rescatamos de la chatarra porque es una pena que algo tan antiguo desaparezca», cuenta el dueño de un navío botado en 1902

23 jul. 2012

Rutas que descubren la vida marinera - Faro de Vigo

La tripulación atendiendo al marineroLeiro durante la explicación del funcionamiento de una batea.  // Gonzalo Núñez
El Museo Massó de Bueu organiza un año más eventos culturales en los que vecinos y visitantes pueden aprovechar para conocer la riqueza que ofrece la villa. Son actividades dirigidas a todo tipo de público y para disfrutar del verano desde otro punto de vista. Entre ellas caben destacar presentaciones de libros, visitas guiadas por el museo, talleres interpretativos y también rutas en barco por la ría de Pontevedra. Estas se hacen únicamente dos jornadas al año, cuatro veces al día. Una actividad muy solicitada tanto por los veraneantes como por los propios vecinos de Bueu.

ANDREA MALVIDO - BUEU "La mejor forma de disfrutar de un museo es vivir la experiencia en primera persona", sostiene Covadonga López de Prado, directora del Museo Massó de Bueu. Con esta misión se une al programa de actividades de la institución una serie de excursiones por la ría para mostrar a grupos de doce personas el encanto marinero de la villa. Una experiencia real que permite tomar contacto directo con el medio en el que se desarrolla la actividad pesquera, conocer de cerca el sistema de explotación de las bateas, la pesca del pulpo, el conocimiento de las señalizaciones marítimas y del entorno costero, y muy especialmente navegar en una embarcación que es un exponente de la carpintería de ribera tradicional.
Para ello, el museo vuelve a contar con los servicios del "Chasula", un buque que abandonó su alma marinera para convertirse en una embarcación con fines turísticos. Es un barco pesquero de 14 metros, construido en el astillero de 1958. Pescaba con el arte del cerco, y navegó durante varias temporadas por las costas del Cantábrico en busca del atún y bonito del norte. Su actual dueño y patrón, Isidro Mariño Cadarso, primer director de la Escola de carpintería de Ribeira de Marín, lo adquirió en 2003, y lo restauró con sus propias manos para convertirlo en un exponente del patrimonio marítimo gallego.
Esta particular ruta comienza con un vídeo introductorio y una breve explicación dentro de las instalaciones del museo marinero, y continúa con una visita marítima de dos horas de duración.Isidro y Leiro, el marinero del barco, se encargaron de explicar las artes marineras mientras los visitantes pudieron curiosear por todas las instalaciones de la nave. En un momento dado Isidro fue llamando a los grumetes para que tomasen el timón y manejasen el buque, una experiencia que permite disfrutar de una manera diferente del encanto del mar.
Para conocer en primera persona cómo se trabaja en las bateas, el patrón dirigió la embarcación al lado de un bateeiro para poder explicar de forma directa cómo se desarrolla la cría y recolección del mejillón. La mayoría de los tripulantes desconocía el funcionamiento de esta práctica. "Coger la cuerda, soltarla. Volver en meses. Coger la cuerda, soltarla. Volver en meses. Menudo trabajo", suspiraba uno de los visitantes mientras se hacía a la idea de lo que es trabajar en las bateas.
Las lecciones que se dieron a bordo fueron sin duda más que efectivas pues algún que otro tripulante ya está deseando repetir la experiencia. Una vez finalizado el viaje, y ya con los pies en la tierra, los participantes tuvieron claro que "la vida del marinero es todo lo contrario a lo que nos podemos imaginar los de tierra", reflexionaba otro de los participantes. A pesar de ello, la tripulación del "Chasula" se mostró muy satisfecha y agradecida. Con aplausos, los doce grumetes se despedían del capitán y su marinero hasta la próxima visita.

16 jul. 2012

La Ruta Quetzal toma lecciones en los astilleros Nereo de Pedregalejo - La Opinión de Málaga



ALFONSO VÁZQUEZ La Ruta Quetzal 2012, de regreso a España tras recorrer numerosas ciudades y rincones de Colombia, hizo ayer escala en Málaga, donde estará hasta esta medianoche, para conocer las tradiciones marineras de Pedregalejo y El Palo y especialmente para aprender de la carpintería de ribera que se realiza en los Astilleros Nereo de Pedregalejo, donde la expedición pasó la noche, según informó Alfonso Sánchez-Guitard, responsable de estas instalaciones, cuya continuidad está en el aire si continúa el proyecto de reforma de los Baños del Carmen, que contempla su eliminación.
Los expedicionarios recorrieron por la mañana los principales monumentos de Málaga y se bañaron en las playas de Pedregalejo. Por la tarde, tras visitar los astilleros, asistieron a la regata de jábegas del Palo. Además, el director del Ruta Quetzal, Miguel de la Quadra-Salcedo, recibió la medalla de la Hermandad de la Virgen del Carmen de Pedregalejo, en una ceremonia en la iglesia del Corpus Christi. Por la noche los jóvenes pudieron asistir a un taller de espetos y cenar las sardinas espetadas por ellos, comentó Alfonso Sánchez-Guitard.
Para hoy están previstos varios talleres, centrados en su mayoría en la carpintería de ribera de Nereo, que se realizarán de 12 a 14 y de 16 a 18 horas como la colocación de una cuaderna del bergantín Galveztown de Bernardo de Gálvez que reproducen los astilleros o un taller de calafateado. Además habrá un taller, impartido por el arqueólogo Manuel Muñoz Gambero, en el que se hará una prospección arqueológica centrada en la barca fenicia que está construyendo Nereo.
Esta tarde, los miembros de la expedición asistirán a la procesión de la Virgen del Carmen de Pedregalejo, a la que acompañarán con tambores tradicionales, realizados en San Basilio de Palenque, en Colombia. A medianoche la Ruta Quetzal partirá en el buque Galicia rumbo a Cartagena.
Miguel de la Quadra-Salcedo mostró ayer a La Opinión su apoyo a la continuidad de los astilleros Nereo: «La cultura no se puede tirar y vapulear, es muy importante que la Costa del Sol guarde esos recuerdos del pasado, cuando hacía esas maravillas de embarcaciones», recalcó. Por último, informó de que la Unesco está estudiando la protección de los veteranos astilleros de Pedregalejo.

13 jul. 2012

El futuro de la jábega se llama ´Vendaval´ - La Opinión de Málaga



Ayer tuvo lugar la botadura de una barca de jábega, realizada por 15 alumnos de un curso de carpintería de ribera de la Junta

Momento en el que la madrina bautiza con una botella de cava la nueva barca Vendaval. Gregorio Torres

Las imágenes de la botadura de 'Vendaval'

La «Vendaval» es una barca ligera, de 600 kilos y estrecha, ideal para competir a gran velocidad.

ALFONSO VÁZQUEZ Quién sabe si las jábegas del futuro no serán como la barca Vendaval, adaptadas a lo que ya es su presente, las competiciones deportivas, con menos peso (600 kilos) para que los remeros no carguen tanto la espalda y las carreras ganen en emoción al aumentar la velocidad.

Y aunque por su poco peso no cumple los requisitos de las competiciones actuales –regladas por la Asociación del Remo Tradicional, con barcas de 800 y 900 kilos– la Vendaval puede marcar el futuro deportivo de esta milenaria embarcación de pesca, con su pico en forma de serpiente roja, y unos ojos salidos de la imaginación del carpintero de ribera José Pedro González. «El ojo es igual que el que llevará el metro de Málaga, que lo diseñé yo y he hecho algo diferente para que mirando de frente la barca sea agresiva», explica.

Se trata de la cuarta barca de jábega realizada por este alumno de Julián Almoguera, «que me enseñó todo lo que sé y es el recuperador de la barca en Málaga». José Pedro a su vez ha sido el profesor de un curso de carpintería de ribera de Andaforma para la Junta de Andalucía para 15 desempleados, que han realizado bajo sus indicaciones la barca, y luego él la ha terminado con algunos retoques y la pintura.

La característica serpiente del pico de la jábega, en concreto, ha sido tallada por un alumno. En total, una ingeniería artesanal hecha con cedro del Canadá que como explica el carpintero de ribera, nacido en Pedregalejo hace 43 años, «voy a empezar una quinta barca pero primero voy a ver cómo va esta en el agua, y cuando la vea ya veré si continuo en la misma línea o no», aunque señala que en madera, «esto es lo más evolucionado».

En la botadura de la barca asistieron ayer, además de vecinos y curiosos, representantes de la asociación Amigos de la Barca de Jábega (ABJ) y del C.D. Rebalaje, así como miembros de otros clubes deportivos. Felipe Foj, responsable de la ABJ, explica que cada barca de jábega cuenta con una carta de la baraja en exclusiva y también la tendrá la Vendaval una vez que se culmine el acuerdo con su futuro propietario. «Con estas cartas se sorteaban los boles, los sitios de pesca y ahora lo que se sortean son las calles de la competición», señala.

Conchi Martín, tía de José Pedro González, fue la madrina de la barca, a la que se le ata con cuerdas la cabeza de un martillo sin mango, donde romperá la botella de cava (debajo, se coloca una lona para recoger los cristales).

Conchi Martín, que cuenta que vive de toda la vida en una casa de la playa y que bautizó a una niña «en el mar, con el permiso del cura, el día de la Virgen del Carmen», dice antes de estrellar la botella las palabras de rigor: «¡Buena pesquera a la nueva barca Vendaval!».

Tras los aplausos y las lágrimas de emoción de la madrina, se reparten entre el público puñados de sal gorda para verterla en la barca, símbolo de abundancia y a continuación el interior de la Vendaval se riega con vino blanco, expresión de celebración.

Y el flamenco regresa a sus orígenes, en este caso el cante por jabegotes, que abandona los escenarios y vuelve a la orilla del mar. Manuel López a la guitarra y Miguel López al cante dejan como regalo un cante por jabegotes con letra de Salvador Rueda: «En un mar de amor y oro/ mi barca quisiera echar/y decirle a los que sufren/ compañeros, a la mar». Y la Vendaval toca por primera vez el agua y haciendo honor a su nombre los remeros la llevan casi a ras de las olas. Un milagro más de la carpintería de ribera de Pedregalejo.

8 jul. 2012

La Liga de Jábegas arranca en La Cala de Mijas con nueve embarcaciones en liza

Las playas de la Cala de Mijas acogerán este sábado la disputa de la segunda prueba del calendario de la Liga Provincial de Jábegas, aunque primera que se celebrará tras la suspensión de la jornada inaugural el pasado fin de semana como consecuencia del mal estado de la mar.

La Liga de Jábegas congregará en las playas de Mijas a remeros de todo el litoral provincial en una competición deportiva de marcado carácter cultural y antropológico, pues trata de recuperar el uso de una embarcación tradicional en las costas malagueñas.

La prueba que se disputará en La Cala de Mijas, que este año se incluye por primera vez en el calendario de la competición, se convierte en la primera puntuable de esta liga, patrocinada por la Diputación de Málaga y organizada por la Asociación de Remo Tradicional (ART).

Esta regata, en la que colabora el Ayuntamiento de Mijas y el Club de Remo Faro de Calaburras, de reciente constitución, comenzará a las 18.30 horas y en ella participarán las nueve embarcaciones que disputarán toda la liga además del mencionado club mijeño, como invitado de honor. Así, entrarán en liza las embarcaciones San Andrés, fletada por el Club Deportivo de Remo San Andrés, Traya y Cordela, ambas del Club de Remo y Pala de Pedregalejo; Araceli y María Juliana, las dos pertenecientes al Club Deportivo ‘La Espaílla’, Virgen del Carmen del Club de Remo de la Cala del Moral y Victoria, del Club de Bogadores del Rincón de la Victoria.

El Club Faro de Calaburras lleva funcionando tan sólo tres meses y participará con una chalana, una embarcación menor que la jábega para que puedan iniciarse los remeros con el objetivo de poder adquirir en un breve espacio de tiempo una jábega y competir de forma oficial.

Además de la propia regata, en la Cala de Mijas se organizará una jornada festiva que comenzará con un almuerzo marinero a precios populares y diversas actividades lúdicas.

En total serán ocho las regatas que se disputarán en los municipios de Rincón de la Victoria, Mijas y Málaga hasta el domingo 5 de agosto. Cada jornada se disputarán dos pruebas, una por cada categoría participante: Senior y Veteranos, aunque la competición oficial es sólo para primera de ellas.

Durante la presentación de la regata, la concejala de Playas del Ayuntamiento de Mijas, Carmen Márquez justificó la celebración de la prueba por que “queremos recuperar las tradiciones históricas” y señaló que “Mijas es un municipio marinero en el que las jábegas formaban parte de su paisaje litoral”.

“Me siento orgullosa de haber contribuido a recuperar para La Cala de Mijas una tradición, como la de los jabegueros”, aseguró Silvia Marín, teniente de alcalde de La Cala de Mijas, quien recordó que “este siempre ha sido un pueblo pescador”.

Tanto Carmen Márquez como Silvia Marín agradecieron a Diputación el apoyo prestado para la celebración de la regata de la Liga de Jábegas en La Cala de Mijas e invitaron a “todos los mijeños y a todos los forasteros que pasan en Mijas sus vacaciones a que participen de esta fiesta deportiva y cultural”.

Muros sigue mirando al mar





La mayoría de las calles y plazas públicas de la villa muradana amanecieron ayer engalanadas con motivos marineros. ¿El objetivo? Celebrar la octava edición de las Xornadas de Cultura Mariñeira. A la vez, durante toda la mañana se fueron instalando diversos puestos de un mercadillo tradicional, se inauguraron varias exposiciones y comenzaron su actividad talleres artesanales y juegos infantiles del pasado, todo ello rodeado de un ambiente festivo amenizado por grupos folclóricos.
Dentro de las actividades desarrolladas durante la jornada inaugural destacan las ponencias A muller na pesca, y A carpintería de ribeira. A la vez, se abrieron al público en Sel varias exposiciones. También se presentaron varios talleres y muestras de artesanía en distintas plazas de la villa.
Entre ellas destacan los artesanos de cestería, cerámica, cuero, encaje, sancosmeiros, adornos con telas, y del pan. También se expusieron muestras de cascallo, ahumado de sardina, juegos populares o maquetas de navegación, y se ofertó la posibilidad de realizar diversas visitas guiadas.
Entre las actividades lúdicas destacan las intervenciones de varios grupos de teatro de rúa, como Peter Punk, 7 Magníficos, Fantoches Baj, Aquelandro, Circo Caracol, y Kanboita; las actuaciones folclóricas con la participación de Ximiela, Galanía, Xeitura, Faltriqueira, Agrocobo y Longarela, y los conciertos nocturnos de Pablo Seoane, Cuchufellos y de Veneno.

Concursos
El programa de actividades ideadas para celebrar esta edición de Muros Mira ao Mar proseguirá durante el día de hoy y mañana domingo, jornadas en las que entre otras propuestas también se celebrarán concursos de pesca deportiva, de ambientación marinera, y de tapas y pinchos en los bares. Una oferta para todos los gustos.

3 jul. 2012

El Ayuntamiento de Astillero invertirá 80.000 € en maquetas navales para el futuro Museo de Etnografía Marítima


El Ayuntamiento de Astillero ha licitado en un total de 80.000 euros la adquisición de patrimonio cultural marítimo mueble para el municipio. Concretamente, esta cuantía irá destinada a la compra de modelos navales completos que el Consistorio pretende mostrar en el museo que se instalará en la Casa de Cultura de La Cantábrica, junto a la calle Industria.

También prevé adquirir herramientas de carpintería de ribera y medios modelos (70.000 euros); etnografía de pesca e instrumentos de navegación (60.000 euros), y herramientas de maniobra y obra gráfica (50.000 euros), según el pliego de condiciones de esta iniciativa, consultado por Europa Press.

El Ayuntamiento de Astillero desea adquirir patrimonio cultural marítimo mueble para configurar una colección de objetos que guarden relación con el mar en aspectos históricos, artísticos, arquitectónicos, paleontológicos, documentales, bibliográficos, etnográficos y científicos.

En relación al primer lote, y según un anuncio publicado por el Consistorio, recogido por esta agencia, la colección está formada por una serie de maquetas navales a rigurosa escala que abarcan la práctica totalidad de las tipologías de los barcos construidos y utilizados en el Cantábrico para el ejercicio de la pesca de bajura y altura, la caza de ballenas y el comercio de cabotaje así como las embarcaciones de guerra para la Armada Española que se construyeron en el Real Astillero de Guarnizo, que fue el origen de este municipio.

Los licitadores interesados deberán presentar las ofertas antes del próximo 14 de julio en el Ayuntamiento, y la apertura de las mismas tendrá lugar el día 23.

El contrato se adjudicará por tramitación ordinaria y procedimiento abierto y el adjudicatario tendrá un plazo de entrega de 15 días desde la fecha de notificación.
MUSEO

En cuanto al Museo, el objetivo es que refleje una parte importante de la historia del pueblo de Astillero: la vinculada con la construcción de barcos y todo lo relacionado con esta actividad, la pesca y la navegación.

El espacio que acogerá este Museo será la Casa de Cultura La Cantábrica, para lo cual existe YA un proyecto para acondicionar el edificio para ese uso.