23 sept. 2012

A Illa divierte y enseña con su patrimonio

Dar la bienvenida al otoño no es sinónimo de aburrimiento ni de escaso ocio. A Illa celebró este fin de semana unas jornadas muy especiales y todavía queda mucho por hacer en la capital arousana. A Illa clausuraba ayer la cuarta edición del curso sobre patrimonio lúdico y costero, empleando el juego tradicional como principal herramienta de aprendizaje. Organizado por la Asociación galega do xogo popular e tradicional junto a Nova Escola Galega, estas jornadas formativas estaban enfocadas hacia profesionales de la educación y el tiempo libre aunque el ciclo de conferencias contaba con un cupo de asistencia abierta. Y como no, con la presencia de ponentes e investigadores como Apolinar Graña Varela, ponente en la conferencia de ayer sobre O patrimonio lúdico costeiro o Uxío Rodríguez Fernández en Xogar na Barbanza.

No obstante, el recorrido por la tradición y el patrimonio no se limitó única y exclusivamente a mostrarse en forma de exposiciones y tertulias. El viernes, las jornadas se abrieron por la tarde en el instituto con juegos tradicionales y talleres didácticos para observar la multidisciplinariedad de los juegos. Como colofón, una visita guiada por los lugares más singulares de la localidad, encabezada por el empresario arousano Artur Nieto Iglesias. Pero la jornada de ayer se encargó de completar todavía más el curso. Después de una intensa e interesante mañana de conferencias en el auditorio municipal y de presentaciones de nuevas publicaciones sobre los juegos tradicionales -uno de ellos a cargo del arousano y miembro de la escola de navegación tradicional de Dorna, Uxío Allo- y sobre las embarcaciones gallegas. Y por fin llegaba uno de los momentos más esperados; el taller práctico de aprendizaje y navegación a cargo de la asociación cultural Dorna.

En esta ocasión poco tendrán que ver las embarcaciones como modalidad de desplazamiento. Los coches serán hoy los protagonistas en la capital arousana. El club Clásicos Vilagarcía convoca su segunda reunión en la calle Elpidio Villaverde. A partir de las 13.45 horas estos vehículos con solera y no aptos para melancólicos saldrán en ruta hacia Carril para dirigirse, posteriormente, al churrasco de Rubiáns y dar rienda suelta a una buena comida entre conductores. Una vez finalizado o no el proceso digestivo, la marcha continuará a la zona de inscripción para preparar la siguiente ruta. Será en esta ocasión a las 18.00 horas rumbo a A Lanzada, pasando por Sanxenxo y regresando a Elpidio Villaverde una hora y media más tarde. La jornada se verá coronada con una merienda en la tasca de la Marina.

La Asociación Arousa en Bici en colaboración con el Concello de Vilagarcía continuó ayer su semana de la movilidad europea con diversos talleres y actividades en las principales calles de la ciudad, con el objetivo de aprender a andar en bicicleta y también acerca de cómo repararla en caso de necesidad. El circuito de educación vial destinado a los más pequeños situado en el recinto ferial de Fexdega permaneció abierto ayer por la mañana y por la tarde, aunque el público se hizo de rogar; cuando daban ya las 17.30 Fole y la concejala Marta Rodríguez todavía estaban solitos. También lo estará hoy pero en un horario más reducido -de 11.00 a 13.00 horas-.

Para quienes prefieran tener un domingo más movidito, también hay alternativas. La asociación Pesdebarro celebra su segunda Foliada con motivo del comienzo de la nueva temporada de clases. Arrancará a las 13.00 horas delante del auditorio de Vilagarcía y lo hará con una exhibición participativa de diferentes danzas del mundo. A mediodía, la fiesta se trasladará al parque del Castriño, en donde habrá concurso de tapas.

Los profesores rememoran en A Illa los juegos de antaño y los barcos tradicionales

Como auténticos niños. Decenas de profesores de educación y tiempo libre tomaron los patios de recreo del instituto de A Illa para echar a rodar los trompos o ganarse todas las canicas de sus compañeros.

El Concello arousano recuperó ayer los juegos que tanto divirtieron a los pequeños gallegos, en el curso sobre xogos tradicionais que termina esta noche. Las jornadas empezaban por la tarde con la clase práctica, seguida de un obradoiro didáctico en donde explicarían la relación de estos juegos con disciplinas como la música o el arte. Para terminar la jornada, tenían previsto un paseo por los lugares emblemáticos del Concello arousano. Bien temprano, el curso se inicia esta mañana a las 9.30 horas con una conferencia de Xosé Manuel Barreiro sobre «o patrimonio lúdico costeiro».

A continuación se presentarán una serie de publicaciones centradas en los pasatiempos de antaño, como el catálogo Tastarabás, o el documental rodado por los estudiantes del instituto de Melide con testimonios sobre los juegos tradicionales. Como de rememorar va la cosa, los participantes pasarán la tarde en la Escola de navegación e aparellamento de embarcacións tradicionais de Punta do Bao. Allí, representantes de la Asociación Cultural Dorna les descubrirán los secretos de los barcos tradicionales y todo sobre su navegación.

14 sept. 2012

Albaola mostrará en Zerain dos de sus embarcaciones tradicionales. diariovasco.com

La asociación pasaitarra Albaola participará este domingo en la XVIII Feria ecológica de Zerain, donde dará a conocer su labor y con ella, algunos de sus 'tesoros'. Hasta esta localidad del Goierri se trasladarán dos de las embarcaciones tradicionales construidas en la bahía. Se trata de la bautizada con el nombre de 'Arditurri', que se inspira en una nave del siglo XVIII; y 'Zabarre', basada en una lancha auxiliar de las que llevaban los   navíos y fragatas de los siglos XVIII-XIX.
Según explica el presidente de Albaola, Xabier Agote, «todo comenzó por nuestra exposición 'Gu itsasoa', que lleva dos meses abierta al público en Museo Etnográfico de Zerain. Coincidiendo con la feria que la población acogerá este domingo por la mañana, nos invitaron a estar presentes con las réplicas construidas en Ontziola».
Albaola mostrará en Zerain dos de sus embarcaciones tradicionales
El Centro Ondartxo. Las embarcaciones del museo han cedido protagonismo a la muestra inaugurada ayer en San Pedro. :: VIÑAS
Fin de la singladura
Ha recorrido una docena de poblaciones, en su mayoría distantes del mar, y ayer desembarcaba en Pasaia dispuesta a poner punto y final a su singladura. La exposición itinerante 'Un día de pesca' podrá visitarse hasta el próximo día 23 en las instalaciones de Ondartxo, entre las naves construidas y reparadas por los integrantes de Albaola.
La muestra se compone de catorce paneles informativos y tres audiovisuales. En ella, se ha otorgado protagonismo a todos los agentes que conforman el sector. Desde la flota pesquera a las artes, los lugares y puertos, pasando por el pescado de cada temporada, los pescadores, las mujeres, el desembarque y la venta, las fábricas de pescado, la investigación y educación, la gastronomía y la acuicultura.
Está diseñada pensando en todos los públicos, pero especialmente en el juvenil.

12 sept. 2012

El Museo do Mar atesora motores ‘made in Noia’

 El Museo do Mar de Noia, que lleva abierto desde el mes de mayo del año pasado, se llenó de contenidos gracias a más de cien voluntarios vinculados al mundo del mar que, con su empeño y altruismo, lograron poner en pie un espacio dedicado a una de las fuentes de riqueza más importantes de la comarca.

Una familia sudafricana, de Ciudad del Cabo, visitando el Museo do Mar de Noia el pasado miércoles. - FOTO: Museo do MarLa asociación Mar de Noia es la encargada de gestionar las instalaciones. El edificio está dividido en quince secciones y casi todas conquistan por igual a los visitantes: la de fauna marina (en la que hay mandíbulas, barbas y vértebras de tiburón); la del catre del contramaestre; la del puente de mando; la de la sala de máquinas, la de los archivos fotográficos; la de la carpintería de ribera; la del pañol de cubierta; la de los libros náuticos...

8 sept. 2012

La tradición malagueña del mar se restaura en Nereo


Golpes de martillo y ruido de lijadoras. Eso es lo que puede escuchar alguien que dé un paseo por los Baños del Carmen y acabe en la puerta de los astilleros Nereo, instalación que es objeto de polémica desde hace no pocos años. Justo desde que el Ministerio de Medio Ambiente empezase a reclamar la recuperación de una concesión que, según alega, afecta el proyecto de recuperación del emblemático balneario y que está vigente hasta el año 2018. En este convulso escenario, y tras 48 años de actividad, se mantiene viva una institución   que hace de la carpintería de ribera su presente.


De la raigambre de los astilleros da muestra la existencia de registros de 1628, cuando se creó una cantera que serviría para ampliar el dique de Málaga. Actualmente, el edificio actúa como taller y museo, al servicio de la gente de un barrio de pescadores. Este tipo de trabajo con la madera es Patrimonio Histórico de Andalucía, y Nereo la ha convertido en su buque insignia. Las jábegas están unidas a la historia de estos astilleros y uno de los proyectos más importantes que llevan a cabo puede demostrar que la típica embarcación malagueña proviene de los pecios fenicios, ya que las proporciones de las dos barcas coinciden. Con el descubrimiento del Mazarrón IIpor parte de arqueólogos subacuáticos en la costa de Cartagena, estos astilleros pusieron en marcha una recreación del navío gracias al Convenio del Cerro de Villar, formado por la Fundación Málaga, cervezas San Miguel y el Ayuntamiento.

Las quillas y las rodas de la embarcación ya están casi listas. La peculiaridad de este montaje es que lo están realizando universitarios que cursan estudios de Historia. Para ello, han tenido que recibir instrucciones. "Se empezó dándoles un taco de madera para que moldearan su propio barco. Eso les sirvió para dibujar el plano y realizar la media maqueta a escala. Como a veces tienen que trabajar sobre las piezas del barco fenicio, les dimos cajas de madera para que practicaran. Algunos las rompían al principio, por eso se las dábamos", explicaba Rocío Sánchez-Guitard, una de las encargadas de la réplica. Asegura que los alumnos, pese a que no tenían mucha idea de carpintería, se han defendiendo, al ser más "una cuestión de maña que de asimilar conceptos".

Su hermano, Alfonso Sánchez-Guitard, cuenta que el objetivo es que éste sea el prototipo de una pequeña flota que navegue por todo el Mediterráneo. Quiere que este trabajo sea para "usarlo y enseñarlo" y que navegue. "El barco es una herramienta que lleva un mensaje de concordia por todo el Mediterráneo, en las dos orillas y en sus tres religiones. Será un elemento de unión entre culturas. Antes se unían navegando por el mar y ahora la unión está navegando por internet", explica el encargado de los astilleros.

Este no es el único proyecto que lleva a cabo Nereo. Están haciendo una réplica del bergantín con el que el malagueño Bernardo de Gálvez tomó la Florida occidental en 1779. Precisamente, con universidades de este estado están colaborando en la obra, y el año pasado ya vinieron alumnos desde territorio norteamericano a practicar la carpintería de ribera. Todo esto entra en la labor pedagógica que los astilleros quieren llevar a cabo por su estatus de ecomuseo.

Las jábegas han sido el sustento de Nereo durante mucho tiempo. Actualmente trabajan en una barca para la hermandad del Carmen en Nerja, con el apoyo de la Fundación Cuevas de Nerja y están restaurando una yola adquirida por el club Mediterráneo fabricada en Barcelona y que tiene la madera más antigua que se conoce en España. Sin ánimo de lucro están realizando la restauración de la jábega que porta a la Virgen del Carmen en El Palo. Esta embarcación es la más antigua de Málaga, datada en 1875, y llevan dos años con el trabajo ya que sin dinero no pueden avanzar más rápido.

Están volcados en la reimplantación de la vela latina y la restauración de una buceta. Unidos a la tradición malagueña, la vela latina era la que usaban los antiguos sardinales para moverse con el viento, y la buceta era la embarcación con la que se pescaban antiguamente los chanquetes, la más abundante en el puerto. "Es una embarcación que quieren usar ahora en el Muelle Uno para fotografías de bodas", explica Alfonso Sánchez-Guitard desde el ecomuseo instaurado en el astillero, desde donde si se mira por la ventana, la madera y las embarcaciones desgastadas esperan su turno para volver a la mar.