16 jul. 2013

Agustín Jordán y la poesía de trazar barcos_DiariodeLanzarote.com


DiariodeLanzarote.com:



Agustín Jordán es maestro artesano de carpintería de ribera y ama el arte de diseñar barcos de madera (que además es terapia e historia viva). Su taller, en el barrio de Tenorio (Arrecife), recibe al visitante con una lancha costera de madera de morera y entablado de pino. Hay serrín, tirabuzones de virutas, reglas, un compás de metal, lápices y un cepillo hecho a mano que tiene más de 25 años de uso meditado. Más que un oficio, la carpintería de ribera es un legado cultural. “¿Han visto 'El cartero y Pablo Neruda'? Pues esto es como la poesía: es para quien lo necesita”.

Cada jueves, la joven Asociación de Amigos de la Carpintería de Ribera se reúne a las 17.30 horas en la trasera de la Cruz Roja (en agosto se tomarán vacaciones). Los aficionados a la construcción de barcos tienen entre 11 y 70 años; son estudiantes, aparejadores, fontaneros o guardias civiles. Agustín, que aprendió del maestro Vicente Dorta, ha viajado mucho y ha dado clase en colegios, en Cádiz, en Cartagena y a alumnos japoneses. La lista es tan diversa como las influencias que recibieron los lanzaroteños de otros pueblos navegantes, como el portugués o el ibicenco. “La madera va a volver porque es ecológica. Los barcos de resina no se pueden reciclar”, analiza Agustín desde la más cruda realidad: un oficio en declive y apuntillado por la crisis.

En Puerto Naos se apañan proas y poco más. Ya no se ponen barcos en quilla (él ha construido 27). La crisis desanimó a los propietarios, que prefirieron comprar uno de fibra, en vez de volcarse en la construcción tradicional del suyo propio. No en vano, la Administración (aunque ha impulsado la declaración de Bien de Interés Cultural para esta disciplina) exige dinero y tiempo a quien opta por un barco de trazo propio (ingeniero, permiso de Capitanía, inspecciones y pruebas de estabilidad). La técnica en diagonal, heredada de los navegantes ingleses, permite explicar esta ciencia desde el sentido común. “Yo digo en broma que es mágica, porque permite comprender rápido cómo es un barco”.

Tras el trazado en papel, se construye una pequeña maqueta. Luego se regresa a la cuartilla con las medidas reales. “En 3 meses, a 3 ó 4 horas diarias, se puede aprender suficiente para construir. Tenemos que fomentar la autoconstrucción. El conocimiento tiene que perdurar”, insiste. Lanzarote nunca fue consciente de que las faenas realizadas en garajes y orillas eran un patrimonio extraordinario. Tampoco hubo nunca muchos recursos (en 1983, ocho carpinteros compartían un cepillo eléctrico).

No existe Museo del Mar en la isla y muchos artesanos se sienten mera carnada turística. El resultado es que hoy hay más pardelas que carpinteros de ribera. Agustín construye el barquillo de dos rodas, la balandra, el bote... Hasta 13 barcos que se explican en un manual práctico a color, que ha escrito y que busca editorial para publicarse. “Cuando perdemos la humanidad, el lenguaje, el conocimiento... lo perdemos todo”.
La bricbarba y las palabras

El culillo (parte baja de la cuaderna), el fecho (tabla que cierra el entablado) o el alefriz (primera tabla de abajo) son sonoros tecnicismos de la carpintería de ribera, que Agustín usa con gusto y propiedad. En La Palma, la familia Arozena detalló hasta el último clavo que utilizó en el diseño de un bricbarca que le valió un diploma en la Exposición Universal de Filadelfia, en el año 1872.

[Asociación de Amigos de la Carpintería de Ribera: 634 294 630 / 928 802 462]

10 jul. 2013

La variedad de oficios tradicionales genera admiración entre los turistas - Faro de Vigo


También sucede en la Praza de Arriba, cuando se desarrolla el Mercado Tradicional Enxebre y, seguidos muy de cerca por los demás ciudadanos, muchos vecinos se dedican a la orfebrería, la carpintería y otras labores que, en algunos casos, se perdieron con el tiempo.

La variedad de oficios tradicionales genera admiración entre los turistas - Faro de Vigo:

Está claro que lo antiguo tiene tirón, y que exhibiciones de oficios tradicionales como las que frecuentemente se organizan en O Grove son una apuesta segura para satisfacer a vecinos y visitantes.

El sábado pasado pudo constatarse de nuevo, con motivo de la Romería da Festa da Malla, en San Vicente, pero lo mismo ocurre cuando los carpinteros de ribera trabajan a destajo durante la Festa do Marisco, o cuando lo hacen los participantes en el Simposium Internacional de Escultura al Aire Libre.


Otro ejemplo está en el Museo de la Pesca y la Salazón de Punta Moreiras, donde lo tradicional está más presente que en ninguna otra parte y también es posible ver cómo los maestros carpinteros reparan todo tipo de embarcaciones.

En el caso de la citada Festa da Malla, la elaboración de "carros do país" o el trabajo del "cañero", ocupándose de destilar el aromático orujo, fueron dos de los atractivos indiscutibles de la jornada. Lo mismo sucedió con el cantero y sus trabajos en piedra, con el herrero, el cestero y, en definitiva, con todos aquellos que se prestaron a colaborar haciendo auténticas exhibiciones de trabajos que en muchos casos fueron heredados generación tras generación.

Desde el punto de vista turístico y promocional, no cabe duda de que este tipo de demostraciones de los oficios tradicionales son una herramienta muy importante para un Concello como el grovense, al igual que lo será la Festa da Salga prevista para los días 31 de agosto y 1 de septiembre. En este caso los asistentes van a poder ver cómo se conservaban antiguamente los pescados y van a poder degustarlos, al igual que podrán disfrutar del museo y de las embarcaciones tradicionales.

7 jul. 2013

Hosteleros de Raxó afirman que la Feira Chalana ha cumplido sus expectativas - Faro de Vigo

Embarcaciones tradicionales en el mulle de Raxó. // Rafa Vázquez
La Feira Chalana desembarcó este año en el puerto de Raxó antes de pasarse por Pontevedra. Es la primera vez que se celebra en este lugar y el público la ha acogido con los brazos abiertos durante los diez días de su duración. La artesanía, la gastronomía y el folk se entremezclaron para dar lugar a la feria, que ha tenido mayor afluencia los fines de semana. Todos estos sectores destacan la buena respuesta del público durante su duración y la gran afluencia de gente, que se ha visto incrementada a causa del buen tiempo. Hoy es el último día en el que todavía se podrá disfrutar de la feria y del concierto de música folk a partir de las 21 horas.

Dado que es una feria primeriza sus participantes destacan que tendrán que pulir algunos aspectos para que el año que viene se celebre de mejor manera. Los artesanos barajan distintas alternativas en vistas al verano de 2014 para incrementar sus ventas como por ejemplo un cambio en el horario de apertura. En esta edición los productos de artesanía podían adquirirse por las mañanas de 12 a 14:30 y por las tardes de 19:00 a 23:00. En pocos días encontraremos la Feira Chalana en las calles de Pontevedra y el colectivo de artesanos está barajando la posibilidad de trasladarse a algún otro puerto a finales de agosto aunque todavía no hay nada asegurado.

Para el sector hostelero esta nueva iniciativa también ha sido todo un éxito con el que los establecimientos han podido incrementar las ganancias de sus negocios gracias al I Concurso de Pinchos da Terra en el que participaron varios locales de la zona. Sin duda alguna los que más afluencia tuvieron fueron los situados en la zona del puerto donde los fines de semana se llegaron a triplicar el número de clientes, según ha afirmado Andrés Ruano, uno de los hosteleros implicados. Además, comenta Ruano, las primeras semanas de julio son más flojas y económicamente el concurso de pinchos no les ha costado nada, por lo que se cumplieron las expectativas esperadas en este sector.

Ayer llegaron al puerto dos embarcaciones tradicionales restauradas, una de ellas era un galeón, en las que se ofreció la posibilidad de navegar por la ría de forma gratuita a aquellas personas que hubieran consumido algo en la feria. Las naves tan solo contaban con seis plazas cada una y su navegación dependió mucho del viento. La música volverá a animar esta última noche: serán Os de Algures, Chichisos, Recordos da Nosa Terra, Alborozo, Picuiña y Os Alegres.

1 jul. 2013

´Cariñosa´ vuelve a imponerse en la regata de dornas de A Illa - Faro de Vigo

´Cariñosa´ vuelve a imponerse en la regata de dornas de A Illa - Faro de Vigo:


Día espectacular, con un viento perfecto y con garantías de navegación para todas las embarcaciones. Eso fue con lo que se encontraron las 46 dornas que se atrevieron a participar en el recorrido de la Volta á Arousa, una de las pruebas más espectaculares y exigentes del calendario de embarcaciones tradicionales que se disputa en Galicia.

Los pronósticos sobre quien podría cruzar la línea de llegada en la primera posición no se equivocaron en absoluto, ya que entre la terna de favoritos se encontraba la "Cariñosa", una de las dornas que cuenta con más entorchados a sus espaldas. Así fue, la embarcación que tripulan Checo y Víctor fue prácticamente en cabeza desde el inicio, destacándose a partir de Punta Cabalo, y completó el recorrido en un tiempo de récord, cubriendo todo el litoral isleño en tan solo dos horas y 35 minutos.

No muy lejos de ellos llegó a la meta la "Jalerna", tripulada por Ricardo Dios y Manuel Cartarola, otra de las grandes favoritas, mientras la tercera plaza fue para la "Nécora", la embarcación que tripulaban Harry y Braulio, que hasta ayer ostentaba el honor de haber triunfado en la anterior edición. Aunque fue una prueba muy rápida, la "Nécora" todavía mantiene el récord de velocidad en la prueba.

La primera dorna foránea que consiguió completar el recorrido fue la "Roma" de O Grove, mientras en la quinta plaza cruzaba la línea de llegada la isleña "Pereka". La tradición obliga a que la salida dependa del viento, y la prevalencia de viento norte obligó a salir hacia la punta de O Aguiuncho, finalizando con un emocionante paso por los bajos del puente.

La Volta á Arousa es la regata de dornas más longeva de cuantas se celebran en Galicia. Con ella nació el interés por las embarcaciones tradicionales cuando el poliéster comenzó a sustituir a la madera. Aunque la prueba tiene un componente competitivo por tratar de unir el nombre de la embarcación y los tripulantes a la larga lista de ganadores, el fondo último de la prueba es mostrar que la navegación tradicional sigue viva. De hecho, la mayor parte de las embarcaciones participan por el componente lúdico festivo, y en ello tiene que ver mucho la organización, a cargo de la Escola de Navegación Tradicional de la Asociación Cultural e Deportiva Dorna, que montó una pequeña fiesta ante las instalaciones de su sede, en las inmediaciones de la llegada, sin apenas ayudas económicas tras decidir las administraciones dar la espalda al patrimonio marítimo de Galicia.